sábado, 5 de marzo de 2011

CRYSTAL METH

El Crystal Meth o Metanfetamina es una droga que recibe múltiples nombres tanto en inglés: crystal meth, meth, speed, chalk como en español: meta, Tina, Cristina Aguilera, tiza. Tiene un elevadísimo potencial aditivo y puede utilizarse por múltiples vías: inhalatoria, digestiva, inyectada, anal, etc. Actúa sobre el sistema nervioso central, consiguiendo una rápida estimulación placentera con incremento de actividad y euforia por la descarga dopaminergica, así como disminución de apetito. Su aspecto habitual es de cristalitos que usualmente se pulverizan, y su polvo blanco es muy parecido a la cocaína o a la ketamina. Su dependencia no solo genera estragos físicos que se pueden apreciar en los documentales que incluyo sino que los que la prueban pueden experimentar ansiedad, confusión, insomnio, depresión, miedo injustificado, estados de delirios persecutorios de tipo paranoide a veces con gran agitación psicomotriz, y en otras comportamientos violentos de carácter disociativo. Su dependencia crea una necesidad cerebral predisponente para conseguir la dosis cada vez mayor con una perdida de “voluntad propia”.






En USA es una droga muy habitual por el menor coste que la cocaína y porque su producción puede hacerse de modo artesanal, incluso se pueden conseguir por Internet manuales para su fabricación. Por ser un problema especialmente ciertos sectores de la sociedad americana el oficial de policía Bret King decidió poner caras a ésta droga mediante documentales y películas para que los escolares se disuadieran de engancharse a ésta terrible droga. Droga descubierta en Japón durante la 2ª Guerra Mundial y que los kamikaces, pilotos de combate japoneses con misiones suicidas, tomaban antes de lanzarse sobre los barcos de Estados Unidos una vez agotados sus arsenales bélicos con el fin de hundir los barcos y portaviones norteamericanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada