domingo, 16 de junio de 2013

Nueva Guía para el tratamiento de la Hipertensión Arterial 2013 de la Sociedad Europea de Hipertensión.


Ayer día 15de Junio de 2013, en el Congreso de la Sociedad Europea de Hipertensión en Milán (Italia) se publicaron las Directrices conjuntas de la ESH/ESC European Society of Hypertension (ESH) and the European Society of Cardiology (ESC), estas directrices que sustituyen a las de 2007 se basan en los cambios surgidos en la hipertensión arterial y dan consejos para reducir la mortalidad y la morbilidad de la hipertensión arterial y la patología que directa o indirectamente causa en los pacientes que la padecen.
La HTA continua con elevada morbilidad y mortalidad en la población europea. Afectando a un 30 al 45% de los adultos y la importancia de que los médicos tomemos conciencia de ésta enfermedad para controlarla adecuadamente. Es decir: disminuir en lo posible la inercia terapéutica por parte de los facultativos y que los pacientes realicen un adecuado cumplimento terapeutico.
En estas Directrices se hace hincapié en los cambios de estilo de vida como piedra fundamental para la prevención de la HTA, junto con reducción de niveles de sal (para lo cual debemos de contar con políticas adecuadas desde el Ministerio de Sanidad), disminuir el alcohol, realizar ejercicio físico regular, mantenimiento de peso corporal saludable y eliminar el tabaco en nuestros hábitos.
En el momento en que la enfermedad está establecida, y a pesar de la falta de conciencia, en algunos médicos y pacientes (inercia e incumplimiento terapéutico), de los problemas potenciales de riesgos cardiovasculares que esta patología puede dar lugar, por ello es frecuente encontrar a nuestros pacientes fuera del rango objetivo control de la presión arterial. En éste trabajo se da especial importancia al trabajo en equipo, con una mayor participación de enfermería.
Una de las novedades mas importantes es la recomendación de un objetivo de 140 mm de Hg para todos los pacientes frente al objetivo de 130/90 para aquellos pacientes de alto riesgo que nos aconsejaban las Guías del 2007 .
También es de destacar el papel de la AMPA y la MAPA para un adecuado control, así como un control de los factores de riesgo adicionales que pueda presentar el hipertenso como por ejemplo la diabetes mellitas, lesión de órgano diana y otros factores de riesgo cardiovascular.
Se presta especial cuidado en aquellos grupos específicos como pacientes jóvenes, ancianos, diabéticos, mujeres embarazadas, etc.
Se habla de tratamientos prometedores como la denervación renal, aunque requieran mas ensayos para su estandarización.
Respecto a los fármacos, las Directrices, nos hablan de que en la primera etapa de la HTA no es tan importante el grupo farmacológico a emplear sino el beneficio radicaría “per se” de la disminución de la presión arterial, y en lugar de plantear un tipo u otro de fármaco el enfoque debe hacerse individualizado, atendiendo a las comorbilidades del paciente y otros factores asociados.
Todas las directrices se han clasificado de acuerdo a una clase de recomendación y un nivel de evidencia. El documento final y cuyo link tenéis a continuación será publicado en las revistas Journal of Hypertension, Blood Pressure and European Heart Journal

http://www.esh2013.org/wordpress/wp-content/uploads/2013/06/ESC-ESH-Guidelines-2013.pdf



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada